¿Qué es el Síndrome de Burnout o Síndrome del quemado?

Imagen relacionadaEn 1974 el psiquiatra Herbert J. Freundenberger, quien trabajaba en una clínica para toxicómanos en Nueva York observó que la mayoría de los voluntarios después de un año de trabajar sufrían de una pérdida progresiva de energía, hasta llegar al agotamiento, síntomas de ansiedad y depresión, así como desmotivación en su trabajo y agresividad con los pacientes. A raíz de estos hallazgos explicó: el Síndrome de Burnout, es fallar, desgastarse o sentirse exhausto, debido a las demandas excesivas de energía, fuerza o recursos.
Es lo que pasa cuando un miembro de una organización por las razones que sean y luego de muchos intentos se vuelve inoperante.  En ese momento fue  cuando se introdujo el término burnout por primera vez en la literatura médica.Resultado de imagen de burnout
En la década de los ’80s la psicóloga Cristina Maslach de la Universidad de Berkeley, California en Estados Unidos de Norteamérica, retomó el término utilizado por Freundenberger, para definir el síndrome de agotamiento profesional o burnout.

El Síndrome Burnout

Se define como “una respuesta a un estrés emocional crónico cuyos rasgos principales son el agotamiento físico y psicológico, una actitud fría y despersonalizada en la relación con los demás y un sentimiento de inadecuación en las tareas que se ha de realizar” (Maslach & Jackson, 1981).

Resultado de imagen de burnoutA pesar de las diferencias entre algunos de los autores, se han identificado los elementos comunes y esenciales del concepto:
  • Es aplicable sólo a trabajadores de servicios de ayuda, es decir, a aquellos que se utilizan a sí mismos como herramienta en el trabajo con otros (Farber, 1991).
  • Es un elemento común, la sensación subjetiva de ausencia de apoyo y feedback en sus esfuerzos por ayudar a otros (Farber, 1991).
  • Se asocia con la sobreimplicación por parte del profesional, lo que aumenta las posibilidades del sentido de fracaso, deterioro de la salud mental y deseo de abandono del trabajo, entre otras (Koeske & Kelly, 1995)

Por la elevada frecuencia con la que se presenta  el Síndrome de Burnout, que  también se conoce como Síndrome de desgaste profesional y síndrome de fatiga en el trabajo, Sindrome del quemado, entre otros;  en el año 2000 la Organización Mundial de la Salud,  lo calificó de riesgo laboral.

Si te gustó compartelo y ¡gracias!

El desarrollo personal y profesional de la inteligencia emocional es uno y el mismo.

Resumen del artículo de D. Golemann*, traducción libre.

El cerebro no distingue entre nuestras vidas personales y profesionales.

En general, nuestinteligencia-emocionalras debilidades tienden a seguir siendo las mismas en el hogar y en el trabajo, surgiendo de manera similar a pesar de los diferentes contextos. Por lo tanto, cuando desarrollamos competencias de inteligencia emocional, los beneficios impregnan TODOS los aspectos de nuestras vidas. La autoconciencia emocional es un primer paso crítico para mejorar la IE[1] e iniciar un cambio conductual positivo.
Esta toma de conciencia es un catalizador para comenzar a equilibrar las emociones con más regularidad, para prevenir estallidos y, finalmente, para ser más eficaces y compasivos en su comunicación.
Debemos pensar en la inteligencia emocional de una manera holística. El coaching ejecutivo convencional no siempre es tan transformador como podríamos esperar. El asesoramiento que se dirige a toda la persona, incluidos nuestros objetivos personales y profesionales, los problemas en el hogar y en el trabajo, y nuestros valores y pasiones, es mucho más probable que arroje ideas productivas y cambios duraderos.
Si bien algunas competencias (como la orientación hacia el logro o la conciencia organizacional) pueden ser más exclusivas para el ámbito profesional. Los siguientes cuatro aspectos de la IE son omnipresentes en nuestras vidas en el hogar, en el trabajo y en cualquier otro lugar:

  • Conciencia de sí mismo
  • AutogestiónObservador Interno
  • Conciencia social
  • Gestión de relaciones

Al comprender la inteligencia emocional en términos de nuestras experiencias como personas (cónyuges, padres, amigos), y no solo profesionales, podemos reconocer más fácilmente los patrones en nuestro comportamiento y tomar medidas de mejora que impregnen todas nuestras relaciones.
https://www.linkedin.com/pulse/your-brain-home-work-daniel-goleman/
[1] IE: Inteligencia Emocional

Si te gustó compartelo y ¡gracias!

Trabajar con un coach…

coach“… Es una de las maneras más impactantes de cultivar más fortalezas en las competencias de Inteligencia Emocional (EI). ” Es lo que dice Daniel Goleman en su artículo The Benefits of Coaching…and Being Coached,   para Korn Ferry .  Dice Goleman, que los líderes de cualquier nivel pueden beneficiarse de los comentarios de un coach. Un coach puede ayudarnos a reconocer patrones en nuestro comportamiento que de otra manera no conoceríamos, y puede guiarnos en el desarrollo de nuevas formas de manejar las emociones en nosotros mismos y en nuestras relaciones. … también puede ayudarnos a «despegar» los hábitos improductivos y proporcionar motivación a medida que encontramos obstáculos. La capacidad de un coach para proporcionar una orientación y retroalimentación objetiva y altamente personalizada, hace una diferencia fundamental en el desarrollo a largo plazo de las competencias de Inteligencia Emocional.   y puede tener una influencia perdurable en un líder, incluso mucho después de que se complete el proceso formal de coaching, ya que el líder dispondrá del acceso a su propio coach interno, a través de los hábitos y competencias positivas que ha desarrollado”.
Según una investigación publicada en Frontiers in Psychology en 2016,  citada por él, muestra que el coaching efectivamente mejora el rendimiento y respalda el logro y la satisfacción de los objetivos del propio coachee[1].
El articulo completo: https://www.kornferry.com/institute/emotional-intelligence-coaching-mentor.
 
 
[1] Persona que recibe el proceso de coaching.

Si te gustó compartelo y ¡gracias!

Cuando el amor no basta

Los  seres humanos somos eminentemente sociales y tenemos una gran necesidad de relacionarnos, y una de las formas en las que lo hacemos es a través de la elección de una pareja.  Esta elección que hacemos de manera voluntaria y generalmente guiados por un sentimiento y  atracción mutuo,  nos conduce a la consolidación de una relación formal, estable y permanente en el tiempo, la cual al cabo de un tiempo puede transformarse en una relación compleja difícil de sobrellevar, por mas sentimientos y buenas intenciones que existan y es en ese momento cuando acudir a terapia de pareja puede ayudarnos a encontrar nuevas formas interacción y así  llevar la relación hacia un destino  que sea satisfactorio para ambos miembros.

La pareja como sistema se haya en un continuo desarrollo y  genera nuevas necesidades y nuevos retos a los que será necesario encontrar diferentes formas de acomodación y adaptación.

En las relaciones de pareja buscamos y necesitamos aprender a satisfacer las necesidades de cada individuo que la conforma, las necesidades de la pareja como entidad y las necesidades de aquellos que entran a formar parte de la nueva familia.

Por eso la terapia de pareja es un proceso creativo, estético y único; no se trata únicamente de aplicar una técnica, nuestro trabajo consiste en comprender la perspectiva de cada uno los miembros de la pareja, ya que ambos son piezas claves y necesarias para provocar un cambio. Asumimos de entrada que ambos comparten la responsabilidad del problema y de las soluciones.

Los objetivos de la intervención terapéutica en las relaciones de pareja son fundamentalmente:

  • Promover la aceptación y tolerancia de las diferentes necesidades de afecto y relación, las formas en que cada cual desea intimar y las necesidades de autonomía, privacidad e individuación.
  • Reestructurar la visión de cada uno hacia el otro para facilitar la aceptación y comprensión de los aspectos más vulnerables de cada uno.
  • Desarrollar los recursos que promuevan la relación  y remover las barreras que puedan existir para ello.
  • De no ser posible mantener la unión, procurar una separación con el menor grado de traumatismo.

Si te gustó compartelo y ¡gracias!

¿Quienes pueden practicar yoga?

¿Es necesario que tener ciertas creencias para seguir el camino del Yoga? ¿Piensas que tenes que sacrificarte, sentarte horas a meditar, hacer dieta de rúcula y apio, o realizar actos que vayan contra tu voluntad? Nada mas lejos de la verdad. Todos podemos practicar yoga, niños, abuelos, embarazadas, adolescentes, todos, absolutamente todos. El Yoga es una disciplina que se adaptara a ti y no al revés.
El Yoga no te pide que seas de ninguna religión porque es Universalista, acepta y respeta al judío, al cristiano, al budista, al musulmán o al ateo, y si bien no es requisito creer en Dios para practicarla, tendrás una mejor relación con tu mente si respetas la fuerza vital que hay en el Universo creado por Dios. No hace falta que lo creas, pero si que trates de respetarlo.
El Yoga existe para tu salud y no para tu tormento o sacrificio. La palabra «sacrificio» tiene un concepto errado pues en realidad es una palabra cristiana del latín «sacro oficio», por ende es el oficio sagrado y toda acción que realicemos, todo aquello en lo que oficiamos es mejor si lo realizamos con respeto, presencia del corazón, del cuerpo y el alma.
Para practicar Yoga no hace falta que te prepares para empezar, ni que estés listo, ni perfecto, empezamos donde estamos y tal como estamos, doloridos o no, con sobrepeso, con problemas de espalda, de rodillas, de articulaciones, el Yoga respetara las limitaciones del momento de nuestro cuerpo tratándolo con prudencia y ayudando a su salud y longevidad.
Podemos empezar la practica en cualquier punto y momento de nuestras vidas, y el Yoga es una ciencia versátil que puede ser modificada para adaptarse a todas las etapas y condiciones de la misma. Los maestros de yoga, particularmente los de Hatha Yoga, están atentos a sus alumnos y al estado de sus cuerpos, y siempre darán indicaciones sobre modificaciones de las posturas en base a su dificultad.
Es un mito de que el Yoga es solo para aquellos que pueden ponerse una pierna detrás de la cabeza. A toda disciplina nos acercamos de manera gradual y es así como el cuerpo se va flexibilizando, siempre de manera no violenta o forzada. Una disciplina alienta el trabajo continuo y dedicado, si te lesionas por ir mas alla de tus limitaciones del momento, no podrás seguir la practica, asi que es mejor que escuches a tu cuerpo.
Tampoco tenes que ser vegetariano, hacer ayuno, dejar de fumar, tomar alcohol, celibato o practicar el silencio, todos estos hábitos podrás adquirirlos si lo deseas, a medida que vayas aprendiendo y tu Ser se vaya puliendo y resplandeciendo, pero nadie te pedirá que lo hagas porque el Hatha Yoga acepta a las personas tal cual son, así como Dios acepta a todos sus hijos.
Todos pasamos en la vida por periodos de estrés, ya sean causados por problemas laborales, la ruptura de una relación o por dejar de fumar. En estos momentos la práctica regular del Yoga nos puede proporcionar un puerto en medio de la tormenta y darnos la seguridad y la sensación de continuidad que necesitamos. La práctica es un lugar a donde ir, un lugar interior en el cual permanecer y aceptar. Muchas de nuestras tensiones y nuestros miedos se generan en una concepción errónea de quienes somos.
Cuando aprendas a identificarte con tu Ser que es infinito e inmortal (a diferencia del cuerpo, que envejece y muere) podrás transitar las vicisitudes de la vida con serenidad y ecuanimidad.
Fuente :http://diariodeyoga.blogspot.com.es/2009/07/quienes-pueden-practicar-yoga.html

Si te gustó compartelo y ¡gracias!