El yoga o la meditación puede ayudar a los niños a controlar sus emociones y comportamientos

 Según ha puesto de manifiesto un estudio realizado por investigadores del Instituto de Salud Infantil Great Ormond Street de la University College de Londres (Reino Unido) y que ha sido publicado en ‘JAMA Pediatrics’, El yoga o la meditación puede ayudar a los niños a controlar sus emociones y comportamientos
Y es que, aprender a controlarse ayuda a mejorar las relaciones personas, a evitar comportamientos inapropiados o agresivos, ser autodidacta, saber centrar la atención hacia un tema, adaptarse de forma flexible a los cambios y retener una mayor cantidad de información.
Para realizar el trabajo, los científicos examinaron los datos de 49 estudios en los que, en total, se analizaron a más de 23.000 niños y adolescentes. Todos ellos fueron seleccionados al azar para participar en un grupo en los que se enseñaba a controlarse y en otro en los que no se recibía ningún tipo de educación al respecto.
En la mayoría de los participantes del primer grupo, se produjeron unas mejoras en las capacidades del menor para ajustar adecuadamente su comportamiento y adecuar sus emociones a diferentes situaciones. Una medida que, además, era más eficaz si anteriormente se había capacitado a los profesores para realizar diariamente esta actividad entre sus alumnos.
«Si bien las intervenciones para mejorar la autorregulación se dirigen principalmente a la edad preescolar y primaria, los hallazgos de nuestro estudio muestran que tales intervenciones pueden ser efectivas incluso durante la adolescencia, proporcionando una ventana de oportunidad extendida para mejorar la autorregulación», han asegurado los expertos.
Asimismo, los investigadores observaron que, en algunos casos, estas intervenciones también se asociaban a mejores resultados académicos y menor riesgo de consumir drogas o de padecer depresión y trastornos de conducta. «Lo sorprendente es que los diferentes tipos de actividad (meditación, yoga o ejercicio físico) son razonablemente eficaces para los niños», señalaron.
MADRID (EUROPA PRESS)
Fuente https://psiquiatria.com/

 

Logrando Objetivos…

A continuación les comparto un resumen  de este artículo, que me gustó por su sencillez y claridad,   al final está el link para leer el texto completo.

EL PODER DE LO PEQUEÑO

El éxito es el efecto acumulado de hábitos insignificantes que son los que marcan la diferencia.
Los arrebatos no conducen a nada; la constancia es la que lleva a todas partes.

por: Raimón Samsó
Un avión parte de Moscú con destino a Madrid, pero sufre una avería inadvertida en su sistema de navegación que crea una mínima desviación del rumbo de menos de un grado. El avión acaba aterrizando en Mallorca. ¿Cómo se desvió tanto? Un grado es muy poco, sin embargo, ese pequeño desajuste durante cinco horas de vuelo crea una enorme diferencia en el resultado. Cuando hablamos de comportamientos humanos durante… ¡toda una vida!, las desviaciones son aún mayores. En realidad, lo que determina lo que conseguimos no son las grandes decisiones, sino las menores y los actos cotidianos.
Lo cierto es que no podemos “no elegir”. No tomar una decisión es, en realidad, tomar una: demorarla. De modo que estamos decidiendo o dejando de hacerlo, cada día. Y lo que acaba ocurriendo es que la vida es el resumen de todas ellas, sean menores o mayores. Cualquier cosa que acaba entrando en nuestras vidas es la consecuencia de una cadena de actos y caminos que elegimos o no.
Tomar decisiones sabias es más sencillo cuando se tienen claros cuáles son los valores prioritarios y adónde se va. Para no equivocarse conviene hacerse esta sencilla pregunta: ¿la dirección que voy a tomar concuerda con lo que me importa prioritariamente en la vida?
Para conseguir grandes resultados no es preciso llevar a cabo grandes acciones, sino pequeñas repetidamente a lo largo del tiempo. El éxito es el efecto acumulado de hábitos insignificantes. Y el truco está en insistir en un comportamiento positivo el tiempo suficiente como para que marque una distinción significativa a medio plazo. Es el poder de las pequeñeces acumuladas.
Ganar es el resultado de una suma de costumbres; perder, también. Es algo que saben muy bien los deportistas.
A menudo, para implementar una rutina, las personas recurren a la fuerza de voluntad. Es un error. Están luchando consigo mismas, y, a la larga, abandonarán, porque la lucha desgasta. ¿Cuál es la alternativa? La motivación. Establecer un hábito nuevo solo tiene futuro cuando concuerda con los valores principales de la persona. El poder de algo que nos estimula disuelve las luchas internas y proporciona combustible mental para pasar a la acción.Sin tener en cuenta esos valores básicos, las personas caen víctimas de sus contradicciones internas y dejan de perseguir sus deseos y sus sueños.
Por suerte, todo lo que se aprende en la vida puede reaprenderse. Los hábitos no son una excepción a esta regla y se pueden cambiar. El mejor modo de terminar con un hábito negativo es empezar uno nuevo y positivo que lo sustituya, y que esté propulsado por la fuerza imbatible de la motivación.
Las personas que nos rodean: familia, amistades, compañeros de trabajo… crean una gran influencia en cada uno de nosotros. Se podría decir que una persona es la suma de las influencias personales que ha recibido a lo largo de su vida, que, como es de imaginar, pueden ser positivas o negativas, y acabará pareciéndose mucho a la gente con la que tiene más trato. La pregunta que nos deberíamos formular es: ¿quién o quienes ejercen ese poder sobre mí?
Casi siempre que se toma una decisión, las personas empiezan con mucha energía y empeño, pero, a la larga, acaban abandonando.  Querer hacerlo todo cuanto antes es provocar el abandono. Es mejor iniciar la tarea o el plan con menos fuerza, pero mantenerlo en el tiempo hasta conseguir el objetivo. El éxito, es resultado de dosificar las fuerzas, de mantener el ritmo, de la regularidad.
¿Qué tienen en común los empresarios de éxito y las personas que consiguen realizar sus sueños? Simplemente, ¡no se rinden nunca! Han aprendido la disciplina de la persistencia. Esto es verdad tanto para la gente que consigue sus sueños profesionales como personales.
La disciplina es esa regularidad, constancia, cadencia o ritmo. No hace falta hacer mucho de golpe, pero sí algo cada día. Una vez más, es el poder de los pequeños pasos, que proporcionan resultados extraordinarios. Los arrebatos no conducen a nada; pero los planes sostenidos y la constancia conducen a todas partes.
Todas las personas tienen sueños, pero no todas los consiguen. ¿Es cuestión de mérito, genes, inteligencia o suerte? No, más bien se debe a trabajar para conseguirlos con método; es decir, mediante una rutina diaria. Repetir una acción cada día, semana o mes, al final se vuelve automática.
Cuando se pone en marcha un objetivo, lo primero que conviene hacer es preguntarse qué rutinas conducirán a él. Seguramente, un buen coach preguntaría a su cliente: “¿Qué tres acciones sencillas te acercarían a tus grandes objetivos?”. Sí, pasos simples hacia resultados extraordinarios.
No importa lo lejos que vayas, tres pasos al día, tarde o temprano, te llevarán a donde sea que te dirijas.
Raimón Samsó. https://elpais.com/elpais/2013/10/18/eps/1382118764_024921.html

Trabajar con un coach…

coach“… Es una de las maneras más impactantes de cultivar más fortalezas en las competencias de Inteligencia Emocional (EI). ” Es lo que dice Daniel Goleman en su artículo The Benefits of Coaching…and Being Coached,   para Korn Ferry .  Dice Goleman, que los líderes de cualquier nivel pueden beneficiarse de los comentarios de un coach. Un coach puede ayudarnos a reconocer patrones en nuestro comportamiento que de otra manera no conoceríamos, y puede guiarnos en el desarrollo de nuevas formas de manejar las emociones en nosotros mismos y en nuestras relaciones. … también puede ayudarnos a «despegar» los hábitos improductivos y proporcionar motivación a medida que encontramos obstáculos. La capacidad de un coach para proporcionar una orientación y retroalimentación objetiva y altamente personalizada, hace una diferencia fundamental en el desarrollo a largo plazo de las competencias de Inteligencia Emocional.   y puede tener una influencia perdurable en un líder, incluso mucho después de que se complete el proceso formal de coaching, ya que el líder dispondrá del acceso a su propio coach interno, a través de los hábitos y competencias positivas que ha desarrollado”.
Según una investigación publicada en Frontiers in Psychology en 2016,  citada por él, muestra que el coaching efectivamente mejora el rendimiento y respalda el logro y la satisfacción de los objetivos del propio coachee[1].
El articulo completo: https://www.kornferry.com/institute/emotional-intelligence-coaching-mentor.
 
 
[1] Persona que recibe el proceso de coaching.

Como practicar Mindfulness en la vida diaria.

Como practicar Mindfulness en la vida diaria.

¿Que es Mindulfulness?

En primer lugar debemos diferenciar lo que es actuar con Mindfulness o Atención plena, de lo que no lo es. Por ejemplo, cuando en nuestra vida cotidiana ocurre un evento que nos hace disgustar, el simple hecho de reconocer que estamos disgustados, no constituye una práctica de atención Plena.

El Mindfulness es estar en el momento presente

Practicar Mindfulness en la vida diaria. implica llevar a cabo ciertos pasos y los podemos enumerar asi:

1-DARTE CUENTA: Permite reconocer tu experiencia en cada momento, que sensaciones corporales y pensamientos se generan ante una situación determinada, provocando una emoción intensa con todavía más sensaciones corporales.
2-PERCIBIR: que esas sensaciones están siendo creadas por una reacción en cadena de pensamientos en tu mente, mientras esta reacción en cadena tiene lugar.
3-RECONOCER: lo que te hace sentir, pero en lugar de reaccionar fuertemente o con palabras duras, no hacerlo.
4-ELEGIR: cómo reaccionar, sin identificarse con los impulsos de tus emociones intensas y/o actuar a partir de ellas, y
5-NO QUEDARTE ATRAPADO en la emoción desagradable.

Cuando estás en actitud de Mindfulness o conciencia plena, eres consciente de toda la experiencia que tiene lugar en tu cuerpo,  en tu mente y permaneces en ella, tanto si es agradable, como desagradable, asi puedes reconocer que es lo que te provoca estrés, dolor o daño tanto a ti como a los demás.
Maria Helena Villalobos.
 
 

Cuando ir al psicoterapeuta

Podemos acudir al psicoterapeuta, ante la percepción de propia de malestar o síntomas que nos ocasionan sufrimiento emocional  y/o   insatisfacción con  nuestra vida de forma persistente, aunque en ocasiones no conozcamos la causa ,  la situación repercute en nuestro funcionamiento a nivel personal, laboral y en nuestras relaciones , pero sobre todo en  la capacidad para disfrutar de una vida satisfactoria.
Algunas de estas situaciones pueden ser: tristeza persistente, ansiedad, angustia, duelo, miedo, pérdida del ánimo , baja autoestima,  dificultades de comportamiento o de adaptación, fatiga crónica, problemas de alimentación, insomnio, insatisfacción sexual, dificultad para relacionarse, sensación de soledad, aislamiento, problemas de pareja, adicciones comportamentales, adicción a sustancias, entre otras.
¿En qué consiste la psicoterapia?
Es un tratamiento profesional de naturaleza psicológica, que se aplica tanto a nivel individual, como a parejas y a familias; cuyo pilar fundamental es la relación interpersonal bidireccional entre el terapeuta y el paciente o consultante, que conlleva a procesos permiten el alivio del malestar físico, mental y emocional. Promoviendo el logro de modificaciones en el comportamiento, fortaleciendo la identidad y fomentando posibles nuevas vías de experimentarse a sí mismo, al mundo y su relación con él. Con el fin último de lograr que las personas obtengan el mayor grado de bienestar y satisfacción con su vida.